Saltar al contenido

No será fácil…

10/09/2014

La llegada de Lunari debe verse como una apuesta interesante de las directivas, al menos a corto plazo. Trajeron a alguien querido por la hinchada, sustancialmente más barato y que le guste o no, tendrá que adaptarse al equipo que hoy existe. Definitivamente no tuvo nada que ver su palmarés como DT, en el que hasta ahora muy poco ha logrado. Siendo realistas, eso cada vez en el futbol importa menos. Para no ir muy lejos, el todo poderoso Bianchi salió por la puerta de atrás de Boca Juniors…triste final para el técnico más ganador en la historia del club y claro recordatorio para el resto de los mortales: el fútbol lo ganan los 11 que están en el campo…nadie más.

Juan Manuel Lillo salió crucificado de Millonarios. Pienso que las directivas tenían que descargar su ineficiencia y señalar como responsable a alguien que le tocó el equipo que hoy en día existe. La culpa de los malos resultados no puede recaer sobre el saliente DT. Simplemente hizo lo que pudo y los jugadores lo mataron en la cancha.

Allí, Ricardo Lunari debe tener claro que a corto plazo posee dos grandes retos.

1)      Futbolísticamente es poco lo que podrá hacer: No solo porque la nómina es muy corta sino porque también no hay muchas variantes futbolísticas con el material que hay. Quizá uno de los movimientos tácticos obvios podría ser el de volver al 4 fijo atrás junto a los dos volantes de marca. Hacia arriba es mucho más complejo ya que no tenemos volantes de primera línea ni volantes creativos. Lo que logre Lunari en la ofensiva debe verse como un milagro.

2)      Un equipo desmoralizado: Los objetivos que Millonarios tenía para este semestre eran muchos y ya se esfumaron las dos terceras partes. El grupo es consciente de sus malos resultados, de sus errores y de su bajísimo nivel. Levantar eso va a ser muy difícil y para mí, lejos ese es el mayor reto.

Ahora bien, si esto realmente se está viendo como un plan a largo plazo, Lunari debe a mi juicio realizar una evaluación profunda de su nómina. Hay mucho jugador al que le queda gigante la camiseta del equipo.

De corazón, espero que al profe le vaya bien…porque fácil no la va a tener.

Ese fue el riesgo que decidió correr.

Bienvenido sea y muchos éxitos!

@cuenbeto