Saltar al contenido

¡Con la cabeza bien puesta!

20/04/2014

Así terminó Millonarios esta fase del todos contra todos: cabeza de grupo, con 33 puntos, con el goleador parcial del torneo, con una de las mejores diferencias de gol, con una de las vallas menos vencidas y con uno de los mejores índices de efectividad del torneo. Los dirigidos por Lillo dieron buena cuenta del Deportes Tolima con buen fútbol, algo muy prometedor para lo que se viene.

Para destacar, las actuaciones de Rafael Robayo, Fabián Vargas, el incansable Mayer Candelo, Harrison Otálvaro y, por supuesto, un enorme Dayro Moreno que cada que el orden y la ambición invaden a Millonarios, surge como el gran héroe, es más, como el verdadero “The four million dollar man”, ¿lo recuerdan?, es ahora cuando entiendo el por qué del manejo y la especulación de estas cifras tan desproporcionadas para el FPC, comienzan a ser justificables.

Este tema de Dayro creo que comienza a esclarecerse con el paso de los días. Existe una propuesta prácticamente inigualable sobre la mesa, por parte de Atlético Nacional; esos cuatro millones de dólares anulan el panorama de otras intenciones, un equipo con el respaldo y músculo económico como el de los verdes de la montaña, deja sin aliento a los demás aspirantes. Millonarios debe ser muy consecuente y cuidadoso con su actualidad financiera, si bien desaparecieron ciertos fantasmas de la administración negra, aún, y pese a la democratización y a la emancipación de algunos procesos financieros; Millonarios FC se encuentra en un transición de orden jerárquico y accional que no le ha permitido estabilizar el rumbo que a bien tuvieron enderezar el señor José Roberto Arango y compañía.

Hay que tener mucha prudencia con la chequera albiazul, que a propósito anda bastante sobregirada por estos días, con la traída de M’Bami y del tal Wesley López; por cierto, son casi $700 millones mensuales por el préstamo de ambos, ¿a caso no sería más productivo y económico ir pensando en traer a tres jugadores nacionales que cuesten un poco menos y que rindan mucho más, de cara a los tres compromisos que se vienen para el segundo semestre?  Lillo ya debería estar pensando en ello, es más, conociendo el proceso de adquisición y consecución de nuevos nombres para el equipo, es un escenario que lo debería estar trasnochando, a él, y a la nueva dirigencia.

PD: si bien es cierto que para este torneo sólo se vendieron alrededor de 6 mil abonos, también es cierto que la hinchada de Millonarios ha respondido con un promedio de asistencia de casi 20 mil personas por partido. Esto sólo, y por si las moscas, recordarles a los directivos que sí hay plata para traer algo mejor que ese tal Anderson Plata. Espero el sorteo nos plante a Once Caldas, por aquello de poder ver a mi Millonarios del alma por estas tierras.

 Camilo Andrés Salcedo E.