Saltar al contenido

Crónica: Independiente Medellín 2 – 1 MILLONARIOS

02/04/2014

En el mismo momento que Hernán Torres aceptó el cargo como entrenador del Independiente Medellín, las miradas de cada hincha azul se centraron en el calendario para saber en qué momento Millonarios se reencontraría con aquel estratega tolimense que  le devolvió la gloria de ser el único más veces campeón y más allá, proporciono el día más importante y feliz para cada hincha embajador.

Un partido en el que la importancia se centró en el significado de que Hernán Torres se enfrentara por primera vez al equipo azul de la capital, después de haberlo sacado campeón, como también en la reapertura de fronteras para la hinchada embajadora por parte de las autoridades paisas, tras un largo cierre que rayo en muchas ocasiones  con la xenofobia.

En lo estrictamente deportivo era un partido de cabeza y cola, del líder contra el penúltimo y así fue como se tradujo en el  inicio del juego, con un equipo local echado hacia atrás, entregándole el balón al rival y con la clara muestra de querer defender desde el vamos el empate.

Por su parte Millonarios fungió como local en la cancha, con un estadio con graderías vacías, como últimamente es costumbre en el Atanasio Girardot, haciendo la posesión del balón, adelantando las líneas y teniendo a la mayoría de sus hombres en campo contrario.

El trámite del primer tiempo en su inicio fue lento y tan solo hasta los 20 minutos se dio el primer remate al arco por parte del de siempre, Dayro Moreno, quien de media distancia probo la resistencia del juvenil arquero Luis Vásquez que mando el balón al tiro de esquina, quien comenzaría a demostrar porque finalmente seria la figura del partido. De esa esquina nacería la segunda opción del embajador, con cabezazo de Lewis Ochoa en soledad, al que Vásquez supo despejar encontrándose.

Faltando 15 minutos para el final, se daría una de las polémicas del primer tiempo cuando German Cano estrellaría un balón contra la humanidad de Alex Díaz dando la impresión de golpear en la mano del lateral azul, pero sin ser finalmente sancionada por el árbitro Ramiro Suárez de mediocre actuación en la noche antioqueña.

Así se iría la primera parte con un partido cansino sin mayores acciones de riesgo y con un empate que hasta ese momento parecía servirle a ambos oncenos. En el medio tiempo  las cámaras de la producción televisiva mostraron como Darío “El Chusco” Sierra fue amablemente saludado por la mayoría de jugadores que en temporadas pasadas encontraron en el a un motivador y amigo dentro del cuerpo técnico, una de las imágenes que seguramente más nostalgia despertó en los hinchas que de lejos o de cerca presenciaron el partido.

Se vendría el segundo tiempo y con él un juego totalmente diferente a lo que había sucedido en los primeros 45 minutos. Millonarios perdió drásticamente la posesión del balón, mientras los rojos aprovechaban los espacios dejados en defensa. Así al minuto 52 Luis Tipton de potente remate venció a Luis Delgado y puso a festejar a los pocos hinchas poderosos que se acercaron al estadio. Inmediatamente reaccionaria el líder del campeonato, y de nuevo el arquero juvenil del elenco local ganaría la pulseada frente a Dayro tapándole un claro balón de gol.

Durante buena parte del partido el goleador del campeonato fue presa de constantes golpes y agresiones con mala intención por parte de sus marcadores con la venia del árbitro quien no mostro las tarjetas cuando debió, además pareciendo que uno de los mandatos del cuerpo técnico de Medellín era lesionar al artillero, a lo que Moreno respondió agrediéndose con varios jugadores contrarios en lo que se saldó con tarjeta amarilla para él y para el volante de marca del rival, John Córdoba.

Ramiro Suarez continuaba con su mal arbitraje al no sancionar una clara falta penal sobre Román Torres tras un tiro libre de costado. Cuando parecía que Millonarios no encontraba el camino del gol, vino el empate después de una jugada confusa en la que un defensor poderoso al intentar interceptar el balón en el área chica lo deja vivo, donde ni el arquero Vásquez ni los defensas salen a rechazarlo y Wesley con un simple toque envió la esférica  a la red anotando así su primer gol  oficial con la casaca azul.

La réplica del rojo no se hizo esperar y en la siguiente jugada tras un rebote dejado en el área se producen una serie de intentos que terminaron en manos del cancerbero. Llego el minuto 82 y con él una de las tantas devoluciones a los pies del Delgado,  produjeron que este se enredara y le dejara el balón servido a Cano para que este sumara el segundo gol del partido para el poderoso de la montaña.

Antes de terminarse las acciones Modeste M´bami remato de media distancia sacando una vez más figura a Vásquez quien mando el balón a la esquina. Se acabó el partido con tan solo dos minutos de adición, en un partido que al tener tres goles en la segunda mitad más los cambios era mínimo para haber dado tres minutos más de partido después del tiempo reglamentario, pero al parecer el árbitro temía que en una de las ultimas jugadas el visitante lograra el empate.

Se vieron rendimientos bajos como los de “Ganiza” Ortiz, Omar Vásquez o Alex Díaz que son piezas fundamentales del engranaje embajador, entregando mal el balón y no siendo sólidos en defensa ni incisivos en ataque, pero en su beneficio podemos decir que el de anoche fue una excepción a la regla donde durante a lo largo del torneo han sido piezas claves de una campaña memorable hasta ahora

Se perdió, lo cual jamás será bueno y nunca le gustara al hincha, pero también cabe aclarar que ningún equipo es invencible, y que la campaña de los dirigidos por Juan Manuel Lillo admite a estas alturas que una derrota no sea tan dolorosa como en otros casos, estando en la punta del torneo y virtualmente clasificados. Con el resultado se va el invicto, que es preferible perderlo en estos momentos y no en los play-offs donde verdaderamente el equipo no podrá perder.

El próximo sábado la consigna será ser líderes únicos y para eso Millonarios tendrá que vencer al Deportivo Cali y de esta manera también dejar eliminado matemáticamente a un rival que si admite el mote de clásico en el futbol colombiano.

Medellín: Luis Vásquez; Andrés Felipe Mosquera, Diego Herner, Jefferson Mena; Gilberto García, Jerson Córdoba, Dager Palacios, Luis Tipton, Yulián Mejía, Giovanni Hernández y Germán Cano.

DT: Hernán Torres.

Cambios: John Edison Hernández por Giovanni Hernández (ST), Amílcar Henríquez por Yulián Mejía (ST) y Yorleys Mena por Germán Cano (ST).

MILLONARIOS: Luis Delgado; Lewis Ochoa, Román Torres, Andrés Felipe Cadavid, Alex Díaz; Juan Esteban Ortiz, Modeste M’Bami, Fabián Vargas, Omar Vásquez, Máyer Cándelo; y Dayro Moreno.

DT: Juan Manuel Lillo. Cambios: Wesley Lopes por Omar Vásquez (ST) y Harrison Otálvaro por Juan Esteban Ortiz ST).

Ricardo Fernández Ruiz – @rolo_cumbiero87