Saltar al contenido

Crónica: Pasto 1 – 1 MILLONARIOS

15/02/2014

El más veces campeón visitó la capital de Nariño, con la consigna de seguir mostrando ese buen fútbol que lo llevo a bailar al equipo verde de Antioquia en el Campín el domingo pasado.

Millonarios saltó a la cancha del estadio Libertad de Pasto con un 90% de la nómina que actuó el último partido, exceptuando a Andrés Cadavid, ausente  por lesión, ni Omar Vásquez al cual la Dimayor lo suspendió con dos fechas por el golpe propinado a Cardona.

Las acciones iniciaron con un conjunto local proponiendo, pero estrellándose con un equipo capitalino que defiende y ataca en bloque, a través del llamado juego de posición, el cual está implementando Juan Manuel Lillo, que permite que el equipo recupere balones a la ofensiva, causando constante peligro en el contrincante así como que se retroceda en su totalidad para aumentar la solidez defensiva.

De esta forma el equipo de Jorge Luis Bernal se vio sorprendido a los diez minutos de la inicial, debido a una acción conjunta entre Jonathan Agudelo y Dayro Moreno, con taco incluido, la cual concluyo con un remate cruzado por parte del delantero nacido en Chicoral, para el  gol visitante que hizo delirar a la gran cantidad de hinchas que acompañaron al equipo al sur del país, haciendo sentir de local al azul.

Pero como si se tratara de una historia repetida, como en tantas otras ocasiones en ese mismo escenario, el empate pastuso no se hizo esperar y tras una desatención de Osvaldo Henríquez, quien soltó su marca, llego el empate por medio de Emanuel Molina.

De allí en adelante el partido se hizo de ida y vuelta, por la misma forma de juego de Millonarios que ataca con muchos hombres pero que al perder el balón en ataque, muchas veces por la mala entrega, queda mal parado en defensa. Cabe resaltar la buena recuperación iniciando desde los delanteros, pero en la cual se destacaron Mayer Cándelo, Fabián Vargas, por el cual pasan todos los balones, Rafael Robayo y “Ganiza” Ortiz, haciendo de la línea media de Millonarios sin ninguna duda la mejor del país.

La consigna de la defensa, con Román Torres como gran baluarte, fue no hacer faltas al borde del área, debido al poder en los tiros libres del ex Millos John Montaño, el cual gozo de una gran posibilidad al término de la primera mitad, pero a la cual supo responder bien , como a lo largo no solo de este partido sino siempre que tiene la ocasión de actuar, el gran Luis Delgado quien sin lugar a dudas tiene que ser siempre el portero titular del Embajador.

La segunda mitad mostró a un Millonarios tirado al ataque, debido a la expulsión en el local de Mike Campaz a los seis minutos del complemento. Se notaba que por el fútbol demostrado, el equipo de Lillo iba a celebrar la anotación en cualquier instante, siendo un equipo al cual se le facilita llegar a posición de gol, con múltiples opciones, pero donde el poder anotador se recarga totalmente en Dayro, ya que no hay otro delantero de peso, donde un Agudelo muy voluntarioso ha carecido en este semestre de poder definitorio y su actuación en el equipo se basa en los pases y la entrega más que en el puntazo  final.

Debido a un pisotón que le propinaron a Fabián Vargas, el cual lo saco del partido y en el que no hubo sanción alguna, ingreso Yúber Asprilla. Posteriormente entraría Anderson Plata al cual después de sus paupérrimas actuaciones anteriores, entendieron tanto cuerpo técnico como directivas, era un irrespeto darle el número nueve histórico  y salto con el veinticinco en su dorsal.

A pesar de la buena voluntad por parte del técnico al plantear un equipo netamente ofensivo, las herramientas utilizadas no fueron lo suficientemente útiles, dado que Plata, sobre el cual nos preguntamos muchos no solo como llego a Millonarios, sino como es profesional, siendo  torpe con el balón y el cual al tener balones solo frente al arco rival prefiere dar pases ilógicos e inservibles. Por su parte Yúber tiene la velocidad y la gambeta, pero no la fuerza para rematar al arco con suficiencia y peligro.

Los últimos diez minutos fueron con un Pasto pidiendo tiempo, pegado a los palos, mientras que Millonarios con poco oxigeno pero muchas ganas intento de todas las formas, donde un balón en el palo que increíblemente desperdicio Dayro fue la opción más clara para haberse traído los tres puntos a Bogotá, aparte de un claro penal no sancionado por  Adrián Vélez de regular arbitraje, cometido al goleador que es la principal opción de remplazo de Radamel Falcao, si este último no alcanza a llegar al mundial con la selección.

Se terminó el partido, en una plaza que históricamente ha sido de las más complicadas para Millonarios y en la cual se desaprovecho una oportunidad de oro para terminar la mala racha, pero en la cual siempre será valioso traerse así sea un punto.

Se queda con la tranquilidad del buen fútbol mostrado fecha a fecha por los dirigidos del español, que van demostrando que aparte de un fútbol eficiente es un juego bonito y vistoso el que se verá a través de las canchas del país por parte del más veces campeón. La preocupación que queda es lo solo que queda Dayro a la hora de hacer los goles, ninguno de los otros atacantes tienen siquiera la mitad de peso ofensivo que él, esperando llegue rápido el transfer internacional del brasileño Wesley Lopes, que ojala le permita demostrar porque tiene más de 150 goles como profesional  y se convierta ojala en el compañero que necesita a la ofensiva del goleador tolimense.

Pasto: Lucero Álvarez; John Zea, Juan Carlos Mosquera, Omar Mancilla, John Jairo Montaño; Juan Carlos Escobar, Eder Ruales, Mike Campaz, Emanuel Molina, Juan Sebastián Villota; Silvio Bosco Frontán. Cambios: Carlos Mosquera por Escobar (ST), Ervin Maturana por Molina (ST), Víctor Zapata por Bosco (ST). DT: Jorge Luis Bernal.

Millonarios: Luis Delgado; Lewis Ochoa, Román Torres, Oswaldo Henríquez, Alex Díaz; Juan Esteban Ortiz, Rafael Robayo, Fabián Vargas, Máyer Candelo; Jonathan Agudelo y Dayro Moreno. Cambios: Yúber Asprilla por Vargas (ST), Ánderson Plata por Agudelo (ST). DT: Juan Manuel Lillo.

Ricardo Fernández Ruiz – @rolo_cumbiero87