Saltar al contenido

¡De coraje y efectividad, también se vale..!

28/04/2014

Si bien nuestro Millonarios careció del fútbol contundente y expresivo que lo precedían, con enjundia y verraquera también se pueden ganar partidos; como el que le tocó disputar en esta ocasión con un Equidad siempre bien parado y táctico a ultranza. El profesor Otero nos tiene acostumbrados a presentar equipos férreos y sólidos en defensa y muy rápidos en la transición al ataque.

Fue un completo galimatías lo que los dirigidos por Lillo tuvieron que padecer en los primeros 45 minutos. Contando las opciones que tuvo Millonarios en la primera parte, y siendo muy benévolos, no pasaron de dos, el puntazo de Mayer que se fue levemente desviado y un remate de Dayro Moreno que quedó mansamente en manos del arquero Novoa. El equipo se tornó errático y muy confundido, dominaba inertemente el balón hasta la mitad de la cancha, Robayo y Vargas no se hallaban, lo poco que recuperaban lo perdían casi que al instante, Mayer tuvo que soportar una marca de hasta tres “aseguradores”, Dayro intentaba desequilibrar con sus diagonales y desbordes sobre la línea, pero con muy poca suerte. Fue el local quien se encargó de poner los primeros “uyyy” en tres ocasiones, para entonces la suerte comenzaba a vestirse de azul.

Para el segundo tiempo Millonarios puso un poco más y comenzó a inclinar la cancha a su favor, se sumaron los laterales que en la primera parte no lo hacían, y me refiero específicamente a Ochoa quien comenzó a lanzar centros con mayor precisión, Mayer encontró los espacios necesarios para intentar hacer daño, y fue así como al minuto 17 llegó el gol tan esperado y merecido para el diez albiazul, quien pese a no tener la brillantez de otros partidos, luchó y buscó las oportunidades para abrir el marcador.

Este 0 – 1 da cierta tranquilidad en la definición parcial de esta llave, de cara al juego de vuelta. Lo único cierto y seguro es que Equidad va a presentar el mismo esquema táctico y rápido, aunque va a esperar un poco más y a contragolpear, de hecho, deben entender que van perdiendo la serie y que la necesidad inicialmente será de ellos; lo que no exime a Millonarios de entrar a proponer y si se puede a arrasar al rival sin miramientos ni contemplaciones, desde el vamos.

PD: qué pereza esa llave entre Envigado y Nacional, parecía un entrenamiento, con gol en fuera de lugar y todo; qué raro que los naranjas pierdan de esa manera, no recuerdo la última vez que este equipo haya perdido por este marcador. Esa llave ya estaba definida antes de arrancar. Sorpresota la de Santa Fe, ese equipo es bueno, y está más vivo que nunca; hay que tenerlo muy en cuenta, y porque no, y si Dios mediante se nos dan todas las cosas, que lindo sería soñar con esa final tan esperada.

 Camilo Andrés Salcedo E.