Home / El Campín

El Campín

El Estadio Nemesio Camacho El Campín conocido simplemente como El Campín, es el estadio de fútbol más grande de Bogotá, ubicado en la localidad de Teusaquillo, centro-occidente de la capital colombiana, a 2.650 msnm. Fue inaugurado el 10 de agosto de 1938 con una capacidad inicial de 10.000 espectadores, con motivo de los Juegos Bolivarianos que se celebraron en la ciudad.

En el Campín, juegan Independiente Santa Fe y Millonarios FC, quienes han sido campeones 8 y 14 veces respectivamente de la Liga colombiana para la ciudad. Ocasionalmente, ha sido también sede de La Equidad, tercer equipo de Bogotá, y de equipos de otras ciudades.

Además, en cinco ocasiones albergó a otros clubes para disputar la Copa Libertadores, Deportes Tolima en 1982, Atlético Nacional en 1989, y la Final de la Copa Sudamericana en diciembre del 2015. América de Cali en el 2000, Boyacá Chicó en el 2008, e Independiente Medellín en el 2010, también albergó a La Equidad para la final de los torneos 2007-II y 2010-I, en la Categoría Primera A del fútbol profesional colombiano. El Campín es uno de los mejores estadios de fútbol de Colombia y uno de los 100 mejores del mundo, según la revista inglesa For Four Two.

HISTORIA:

El político y caudillo liberal colombiano Jorge Eliécer Gaitán (en ese momento alcalde de Bogotá) tuvo la idea en 1934 de construir un estadio de fútbol para los bogotanos conmemorando el aniversario 400 de la fundación de la capital y también para recibir los Juegos Bolivarianos de 1938.

El concejal Luis Camacho Matiz, hijo de Nemesio Camacho (ex-gerente del sistema de tranvías), acogió la propuesta, y ofreció la hacienda “El Campín” de su padre (ubicada en la vieja calle Cundinamarca) como terreno para construir el estadio. El nombre procedía de una traducción al español del término inglés “Camping”, ya que el sector donde se construyó el escenario era una zona amplia verde muy utilizada para ir a acampar.

Para su construcción fueron designados el ingeniero calculista alemán Federico Leder Müller quien realizó los diseños arquitectónicos, el ingeniero Rafael Arciniegas como constructor y el ingeniero Alberto Dupuy como interventor de la obra. Los trabajos se retrasaron debido a las fuertes lluvias que afectaron a la ciudad durante los meses previos a su inauguración, las cuales hicieron desbordar el río Arzobispo (actualmente canalizado por la Avenida NQS), razón por la cual se inauguró el 10 de agosto de 1938 y no el 6 como estaba originalmente planeado por ser la fecha de la celebración del cuarto centenario de la ciudad.

El primer partido de fútbol que tuvo lugar en el estadio se disputó entre Ecuador y Colombia, el 10 de agosto de 1938, donde la selección de Ecuador enfrentó a la de Colombia representada por el Club Municipal de Deportes equipo oficial de Bogotá; los dos primeros partidos de fútbol de los Juegos Bolivarianos se habían efectuado en el Estadio Alfonso López Pumarejo de la Universidad Nacional (inaugurado en 1936). El primer gol lo marcó el colombiano Tomás Emilio Mier.

Para el primer campeonato de Fútbol Profesional Colombiano en 1948, el estadio ya había sido ampliado hasta una capacidad de 23.500 espectadores sentados, aunque recibía en sobrecupo hasta 25 000. Independiente Santa Fe y Millonarios lo usaron como su casa desde la primera temporada y el tercer equipo de la capital, Universidad, (ya desaparecido) jugaba en la Ciudad Universitaria (estadio con capacidad para 12.000 personas). El Campín disfrutó su primer título profesional de su existencia con la conquista de la primera estrella de Independiente Santa Fe.

En 1950 se inició una reconstrucción del estadio por orden del alcalde Fernando Mazuera en la cual se ampliaron las tribunas norte y sur, por lo que Millonarios debe marcharse a jugar al Estadio Alfonso López Pumarejo durante ese año. La reinauguración se llevó a cabo el 20 de julio de 1951, con un doblete de equipos internacionales conformados por jugadores de la liga local: una selección de jugadores de Uruguay contra jugadores de Argentina y una selección de jugadores de Colombia contra jugadores de Paraguay. A partir de este año Millonarios y Santa Fe tomaron definitivamente como su casa el estadio, que quedó con una capacidad de 40.000 espectadores, pero en sobrecupo se elevaba hasta los 45.000.

Las remodelaciones sin embargo continuaron hasta finales de 1952, inclusive cuando se jugaron los dos partidos entre Millonarios y Real Madrid el 5 y 9 julio por el trofeo Ciudad de Bogotá, su capacidad permitida quedó en 42.000 personas. A este encuentro acudió el “Che” Guevara cuando todavía era estudiante de Medicina durante su viaje por Sudamérica.

Para 1959 cuando se disputó el primer Torneo Preolímpico contra Brasil, la capacidad se amplió hasta los 48.000 en sobrecupo.

El 29 de noviembre de 1967 se disputó el primer partido con luz artificial, entre Independiente Santa Fe y la Selección de Checoslovaquia.

En 1968 se inició una nueva remodelación y ampliación, se habilitó su capacidad oficial para 45.500 espectadores. Tanto la remodelación de 1959, como la de 1967, contaron con el genio estructural del ingeniero Guillermo González Zuleta. En 1969 se jugó el primer clásico con luz artificial de la historia, además de instalarse el tablero electrónico en la tribuna norte.

La asistencia en la final contra Perú de la Copa América también superó las 49.000 personas, esta se fue reduciendo y para 1978, cuando Millonarios fue campeón, ingresaron más de 40.000 espectadores, así como en los títulos del 87 y del 88 y la Copa Libertadores de América (solo se permitieron 40.000). En ese mismo año se completó el Centro Deportivo como lo había dispuesto Luis Camacho cuando cedió los terrenos de su padre, con la construcción del Estadio Campincito, el Coliseo Cubierto “El Campín” Luis Camacho Matiz y el Centro de Tenis El Campín.

En 1998 cuando se le dotó de sillería en toda la tribuna oriental su capacidad se redujo a 40.300 personas. Para el 2000 cuando se emprendió la más costosa remodelación de su historia para las Eliminatorias 2002, el estadio bajó a una capacidad de 48.300 espectadores y luego con los ajustes hechos para la Copa América 2001, su capacidad se redujo a 47.118 personas. La recaudación más grande de su historia precisamente se llevó a cabo en la final de este evento, superó el millón de dólares.

UBICACIÓN:

El estadio El Campín se encuentra ubicado en el barrio del mismo nombre, en la localidad bogotana de Teusaquillo, más concretamente en la avenida Norte-Quito-Sur (NQS) con la calle 57. A él se puede llegar a través del sistema TransMilenio pues cuenta con las estaciones El Campín – Universidad Antonio Nariño y Coliseo en la NQS. También puede servirse de las estaciones Calle 57 y Calle 63 en la avenida Caracas.

Además, cuenta con múltiples rutas del servicio de buses, busetas y microbuses de transporte colectivo en vías como la NQS, la calle 53, la calle 57, la calle 63 y la carrera 24, principalmente.