Saltar al contenido

El equipo del proceso

03/03/2014

Ahora nos entendemos mejor, aunque para algunos haya sido tan difícil de asimilar que una cosa es la titular y otra muy diferente los suplentes. Ahora sí, podemos hablar del equipo susceptible de actuar dentro de un proceso, de proponer esquemas, formas y módulos, allí y sólo allí, es cuando el señor Juan Manuel Lillo puede probar, experimentar, ensayar, o como lo quieran llamar, con los jugadores de calidad técnica, poca o mucha, que se trajeron con o sin la venia de la hinchada; pero jamás volver a poner en riesgo innecesario los puntos valiosos que a la postre nos podrían llevar a disputar algo importante en este semestre.

Esta vez, y con mucho beneplácito, volvimos a disfrutar del Millonarios contra Nacional, del Millonarios contra el Pasto, de aquel Millonarios del Derby, inmediatamente anterior, con un esquema y una estructura con forma, con jugadas a un toque, con un tránsito fluido y bastante agresivo; con ese mismo equipo que hizo ver a todos los anteriores, con todo y sus favoritismos, tan impotentes, frente a la intempestiva propuesta albiazul.

Hoy Millonarios y su técnico le volvieron a apostar a la lógica, a la realidad de lo que se tiene, un equipo modesto, pero que con los partidos se va equilibrando en sus líneas; en los 180 minutos de este par de Derbys, fue más que Santa Fe; a lo anterior súmenle las altas dosis de testosterona y amor por esta camiseta. Mientras Juan Manuel Lillo siga jugando con esta materia prima excelsa, con la que es, podremos hablar de un proceso evolutivo a mediano o largo plazo, de un nuevo estilo de juego que se juzgue dentro de la lógica del fútbol, no como lo que ocurrió el pasado miércoles contra el Huila, donde se echó un absurdo e impresentable reversazo en el segundo tiempo, pretendiendo salvar los muebles y dando como resultado la pérdida infantil de otros dos puntos, que de no haber ganado el clásico hoy, nos habrían dejado con menos del 50 % de los puntos para clasificar, estando en mitad del todos contra todos.

Se dieron cuenta…??, ven que no es tan difícil, para qué se complica la vida señor Lillo, hoy su equipo de primera línea lo hizo quedar bien, nuevamente. Nadie lo juzga ni a usted, ni a sus esquemas, ni a sus propuestas; pero olvídese por el momento de la rotación, eso déjeselo a los portentosos y poderosos de Europa, tal vez a un Nacional o a un Santa Fe, pero esto es Millonarios: el de los Delgado, Torres, Ochoa, Robayo, Candelo, Otálvaro (Modeste), Vásquez, Moreno. Este mismo, el famoso Millonarios, el de la hinchada más fiel del mundo…lo exhorto a que lo siga conociendo y descubriendo en profundidad…por hoy, felicitaciones….!!!

PD: Monumental lo de Delgado atajando y cobrando, gracias “Rogerio”

Camilo Andrés Salcedo E.