Saltar al contenido

Equidad 1 – Millonarios 1

28/07/2013

Millonarios saltaba al estadio de Techo como local con la ilusión de capitalizar su primera victoria en el campeonato. El planteamiento del equipo fue prácticamente el mismo durante todo el partido y solo cambió sobre el final del mismo cuando entraron González y Blanco, modificando el acostumbrado 4-2-2-2 a un 4-3-2-1. Todo parecía indicar que sumaríamos los tres primeros puntos y cuando ya los espectadores se preparaban para regresar a casa, Equidad nos empató el juego.

Lo bueno:

1)      El golazo del leticiano. Nos tuvo ganando todo el partido.

2)      El partido de Jefferson Herrera, en particular su primer tiempo.

Lo malo:

1)      La entrada de Dayro Moreno cambió la ofensiva del equipo completamente. Si bien el gol de Mosquera se realizó en el primer tiempo, las llegadas del equipo a los predios del guardameta de la Equidad no fueron verdaderamente peligrosas hasta que Dayro entró. El partido de Eric Moreno no fue el mejor. Pienso que poco a poco, Wason y Eric empiezan a comprender que uno de los dos inevitablemente perderá la titularidad y aunque el partido de Rentería no fue sobresaliente, si fue mejor. Mostró fuerza, se intentó juntar y no abusó de la individualidad.

2)      El medio campo. Qué problema Millos tiene en realidad allí. Cuando Mayer está, el juego es lento. Cuando Otálvaro no tiene al 10 cerca, su juego se vuelve intermitente. Leudo intentó por momentos ser el socio pero al encontrase tan tirado a la derecha el jugar de los dos se hizo predecible, sin contar que opacó cualquier apoyo que desde atrás Ochoa pudiera brindarle.

3)      La zona de marca. Es claro que el profe Torres le está dando un manejo diferente al del semestre pasado. Está plantando a los zagueros en la mitad de la cancha y la línea defensiva no tan pegada al arquero. Hemos visto a Robayo saltar hacia adelante cuando el juego del rival inicia desde atrás generando fuerte presión, y si bien no está mal, el tema es que el tanque de oxígeno se va acabando poco a poco. Nuestra zona de marca es extremadamente sacrificada ya que compensa la falta de velocidad de los defensas, pero a qué precio: Ramírez se está convirtiendo en permanente candidato a ver la roja y Robayo no tiene tantos pulmones para aguantar ese corre-corre todo el juego. Lamentablemente Blanco es un hombre de otras características y sólo hasta cuando el Gazinita se recupere, Hernán Torres podrá refrescar esta zona con alguien de condiciones similares. Adicionalmente me parece que tanto los delanteros como los creativos deben participar más en esta labor. No pueden ser simples espectadores en los momentos en que el cuadro rival sale con el balón.

Lo feo:

Al margen del empate, creo que Hernán Torres sacrificó el partido cuando prefirió jugar al filo de la navaja con los dos volantes de marca exhaustos y tan lanzados arriba. Pienso que la entrada de Blanco debió haber sido por uno de ellos formando una línea de cinco en defensa, o en su defecto, mantener a los dos pero tirados más atrás. Con la salida de Rentería y Leudo, básicamente se le regaló la mitad del campo a Equidad y lamentablemente ya no hubo suficiente oxígeno para aguantar.

En el próximo juego frente al Medellín volverá Mayer a la titular y es probable que Hernán Torres nos de la sorpresa de ver un cambio en la zona de delanteros. Esperemos que el rendimiento crezca y que la hinchada se reencuentre con su equipo en torno a la primera victoria.

@cuenbeto