Saltar al contenido

Más allá del clásico

08/06/2013

Seguramente habrán leído ya los diferentes análisis tácticos del clásico del sábado escritos por los conocidos críticos de nuestra liga, a los que ustedes y yo seguimos aunque algunos no nos caigan del todo bien. Por eso no voy a ahondar  en ese tema (se lo dejo a los expertos)

Lo que si voy a destacar son algunos detalles que de pronto a los puristas de la táctica se les pudieron escapar.

Para empezar un aplauso enorme, GIGANTE para la hinchada de Millonarios. Según el dato oficial de taquilla asistieron 29.271 espectadores, de los cuales 28 mil fueron hinchas azules. El golpe de vista fue emocionante (estadio 98% embajador ) pero lo mejor fue el apoyo desde el minuto 1 de juego,  hasta las 8:30 de la noche, hora en que dejaron salir a la hinchada local y cuando el equipo ya, desde hacia rato, estaba mascando la derrota en el camerino. No se escuchó el odioso “movete Millos movete, movete dejá de j…”. En cambio, si oí varias veces el “Siempre te voy a alentar ..!”, y al final, cuando Perlaza desperdició la mejor opción del juego y ya no había tiempo de más, también me animó escuchar el coro romanticón de  “jamás, jamás he dejado de ser tuyo.. lo digo con orgullo..” . Interpreté que la hinchada le había dado absolución inmediata al equipo por la derrota, a pesar de cosas tan preocupantes como el nivel de nuestro lateral izquierdo, de las lagunas cada vez más prolongadas de Harrison y de lo enredados que se ven a veces Wason y Montero arriba. Defectos que se están convirtiendo en males crónicos.

Del autogol, no hay mucho que decir. Román tiene tanto crédito con la afición que  un error de esos pareció simplemente un mal rechazo y ya… (quedaban todavía 87 minutos para recomponer)

De la “peleilla” cazada en twitter por los hinchas de Jhonny Ramirez por un lado, y de Gerardo Bedoya por el otro, no hubo muchos rounds; apenas un par de choques normales. El azul estuvo corriendo sin pausa preocupado por recuperar y darle algo de salida al equipo, mientras que el rojo apenas, volviendo de una prolongada suplencia, pareció contagiado por la falta de agresividad de su equipo en el segundo tiempo. Unos y otros se quedaron esperando la tarjeta roja que nunca llegó.

En la concurrida rueda de prensa el técnico Hernán Torres volvió a asegurar, con cara de bravo, que el equipo había jugado bien y que no mereció perder; y en parte tenía razón. Millonarios mantiene su estilo y eso es bueno. Perdiendo o ganando trata de tocar, de tener el balón, de ser paciente. Pero en algunos partidos como en el del sábado, el equipo de tanto tratar de anestesiar al rival, termina durmiéndose él mismo. Y el rival aprovecha, pega y se lleva los puntos (Xolos, Corinthians, Santa fe). ¿Cómo agregarle a ese control del balón, más contundencia? Pues en esas anda el DT hace ya casi un año. Esperemos que por fin encuentre la clave (¿de pronto darle más minutos a Perlaza? No sé… digo yo!)

Más datalles:

-Hubo algunas quejas por sobre cupo en las tribunas generales de oriental y occidental (al parecer no hubo control en lo accesos). Un llamado de atención a la logística, que dicho sea de paso, ha mejorado bastante en comparación con años anteriores.

– Estuve en la zona mixta de prensa después del clásico y fui testigo de un fuerte altercado entre Román Torres y un colega de Caracol Radio. Palabras textuales el periodista le grita al jugador: “Ey Román, le hablaste a los de televisión y a los de radio no…! “ . Torres lo mira pero no entiende y el periodista le vuelve a gritar : “…le diste entrevista a los de televisión y a nosotros los de radio nada..!” . Y claro, se le salió la piedra al jugador.  En mi humilde opinión, querido colega, las entrevistas no se piden a los gritos y menos al protagonista de un autogol que significó la derrota en un clásico. El periodista propone y el entrevistado dispone, y hay que saber aceptar un NO por respuesta. Comprensión!

– Muchos niños en el camerino. Parece que las esposas de nuestros jugadores se pusieron de acuerdo para llevar a sus hijos al estadio y que salieran a la cancha con sus padres. Los vieron? La más grandecita era la hija mayor de Mayer Candelo, ya pronto una señorita. El más chiquitín era Matías con apenas 9 meses, cuyo padre no pudo disfrutar de la “Ley María” cuando nació (les suena conocida la historia?)… si, ese mismo.. el hijo de Jhonny Ramirez

– Muy amable Freddy Montero con la gente. Salió tranquilo, dio declaraciones muy centradas y accedió a tomarse fotos con los hinchas. Yo me declaro MONTERISTA y muchos saben que lo respaldo, a pesar de que ya varios energúmenos me han insultado en twitter por no decir que es un “petardo”. Ni me parece un “petardo” ni voy a darle gusto a los que quieren acabarlo. Prefiero solidarizarme con él y si van a seguir insultándolo pues yo también “llevo”, no hay problema. Yo creo que Freddy va a despegar muy pronto (@goleador17: por amor a Dios no me hagas quedar mal)

Mañana vuelve Millonarios a la cancha ante el Atlético Nacional que viene goleado de Ibagué. El momento en el que llega ese partido tiene mucho condimento. Esto se puso bueno!

Un abrazo a todos y no paren de alentar…

Gisselle Aparicio – @gisselleapa