Saltar al contenido
Millonarios FC

MENTIRAS VERDADERAS

08/08/2016

Vamos a decirlo sin rodeos: Otro proyecto deportivo de Millonarios fracasó bajo la batuta de la actual junta directiva. Pero surge inmediatamente la primera pregunta: ¿Es Rubén Israel el culpable principal de la debacle albiazul? SI y NO.

Partido tras partido las decisiones técnicas en cuanto a formación titular, lectura de los partidos y cambios realizados mostraron improvisación y falta de variables tácticas, pero hay que tener en cuenta que el equipo si requería rotación por la cantidad de partidos disputados en este corto espacio de tiempo, lo cual con una pretemporada cortísima ha afectado directamente el rendimiento del equipo.

Acá surge al segunda pregunta: ¿Son los jugadores los principales culpables de la debacle albiazul? SI y NO

Contrataciones que no han rendido lo esperado y con un nivel muy por debajo de los habituales titulares, jugadores referentes del equipo en pésimo nivel futbolístico y con claras señas de agotamiento de sus ciclos, salarios astronómicos que no tienen justificación ante el mal momento deportivo y que hacen de Millonarios la segunda nómina más costosa del país.

Por qée, se pregunta usted, querido lector, la real y mayor culpa no recae en quienes juegan y dirigen el fútbol del equipo cada semana? Sencillamente porque las razones expuestas anteriormente son consecuencias directas o indirectas de las decisiones buenas y erróneas de los verdaderos dueños de la marca y ficha deportiva de Millonarios: Azul y Blanco S.A.

Con la salida de la anterior junta directiva, es de conocimiento público que la firma navegó en aguas turbias tras el fracaso del proyecto deportivo de Hernán Torres en 2013 (si, fue un fracaso estruendoso aunque a muchos les cueste admitirlo), y la salida a sombrerazos de Torres y Gaitán de las toldas azules dejó una sensación incómoda sobre los destinos del equipo, la cual resultó ser una realidad horrible cuando en 2014 estalló el escándalo Interbolsa y se descubrió que Juan Carlos Ortiz, accionista de Azul y Blanco, era uno de los cerebros de este desfalco y que dineros de este delito se intentaron blanquear a través de un préstamo a la sociedad, lo cual desembocó en una deuda contraída de manera irregular y que obligó a Ortiz a vender su paquete accionario como parte del acuerdo con la Fiscalía para compensar a sus víctimas. Esto fue aprovechado por uno de los accionista menores hasta ese momento para ofrecer una alternativa a la necesidad urgente de capital en Azul y Blanco, el señor Gustavo Serpa y de paso desquitarse del enfrentamiento previo que tuvo con el mismo Ortiz por la negativa de este último a permitirle tener mayor poder de representación al interior de la sociedad dueña del conjunto bogotano.

Serpa, célebre de manera negativa por su propuesta de regresar las estrellas obtenidas bajo dineros del narcotráfico, es una figura con una hoja de vida supuestamente prestante y con referencias de trabajo en el sector bursatil a nivel internacional, pero con cero experiencia en el mundo del fútbol aunque autodenominado hincha de cuna del conjunto azul, con una movida oportunista acercó al grupo Amber Capital a Millonarios para solventar la deuda existente por intermedio de la firma Blas de Leso Inversiones SL, adquiriendo el 20% de las acciones de Azul y Blanco, lo demás es historia de dominio público.

Pero por qué Serpa y la movida de compra de acciones quizá es el negocio más nefasto en la historia de Millonarios? En la 2da parte de este especial hablaremos de la verdad de la venta a Blas de Leso y del porque la reunión de hoy no debe importarnos tanto como la reunión secreta a mediados de esta semana que si tiene mucha importancia para el futuro de Azul y Blanco…

Alejandro Díaz – @sakaidiaz