Saltar al contenido

PASO A PASO CON LILLO

18/03/2014

Pasada la fecha 11 de la Liga el equipo de Juán Manuel Lillo no solo está consiguiendo los resultados que se esperaban, teniendo en cuenta una gran inversión y el proyecto deportivo del que se habló desde diciembre, también ha mejorado ostensiblemente su juego respecto de las primeras fechas en las que no había definido la nómina, ni había tenido tiempo y rodaje para aplicar los nuevos conceptos. Pero este no es aun el techo del equipo, dicho por el mismo técnico y por la plantilla de jugadores.

Si los protagonistas afirman que este no es el techo y que aún falta mucho por trabajar y demostrar, la hinchada debe recibir estos partidos como el verdadero inicio del proyecto, no como algo constante y que se mantendrá así hasta el final de la temporada. En los primeros partidos algún sector de la afición y de la prensa (ME INCLUYO) criticó de manera vehemente los resultados obtenidos y la “rotación” que se implementó, pero esta “rotación” parece haber sido la forma en la que Lillo encontró su columna vertebral y cuáles serían sus piezas a cambiar dependiendo cada rival y las circunstancias de los partidos.

Pero si en principio los juicios fueron fuertes y apresurados sobre el equipo, ahora no se puede decir que todo es perfecto y que el equipo ya encontró su mejor versión, hay que ir PASO A PASO, fecha a fecha observando los cambios que el técnico español implementa respecto de los errores que él mismo remarca en rueda de prensa después cada partido.

–        En la última rueda de prensa, después de la indiscutible victoria 3 por 0 sobre Itagüí, el técnico embajador dijo que faltó acertar en el primer tiempo y que después de tener el resultado a favor hubo exceso de pases sin causar daño al rival, permitiendo que se organizara en defensa.

Muchos no comparten el hecho que el mismo técnico al final de cada partido critique lo que no le gustó o lo que no funcionó, pero hay que sentirse aliviado por esto, Lillo es sincero en su apreciación del equipo, no quiere sentirse ni hacer sentir muy arriba a sus jugadores por solo 90 minutos, más aun sabiendo que en los próximos 90 de no darse el resultado tendría que aterrizar todo y justificar los errores de partidos anteriores que se pudieran seguir presentando.

Hay que tener la misma mesura del español al hablar de Millonarios hacia el futuro, pero sobre todo hay que poner mucha atención en cada rueda de prensa a lo que Lillo dice querer corregir durante la semana para los siguientes 90 minutos, que en esta ocasión serán en el Estadio de Techo frente a Fortaleza, ya que las fallas que identifica se han ido corrigiendo y dan resultado:

* En las primeras fechas el técnico dijo que todos los jugadores podían jugar de titulares dependiendo el partido y el tiempo de descanso, a pesar de tener este pensamiento y de no repetir nóminas el técnico se dio cuenta que debía encontrar un grupo base y lo ha corregido. Si miramos el número de partidos de los jugadores Luis Delgado, Andrés Cadavid, Alex Díaz, Fabián Vargas, Juan Esteba Ortiz, Dahwling Leudo y Omar Vásquez han jugado en 8 partidos de 11 partidos; Román Torres, Oswaldo Henríquez y Rafael Robayo han jugado 9; Mayer Candelo ha jugado 10 y el único que ha jugado todos los partidos ha sido Dayro Moreno. Ya se encontró una columna vertebral unos funcionamientos superiores y los cambios que se hacen dependen de la situación de juego.

* Tras los empates con Pasto y Once Caldas Lillo dijo que su equipo debía mantener el arco en 0 para tener confianza y conseguir las victorias de manera tranquila, y así fue, de los últimos 5 partidos en 3 se ha mantenido el arco sin ser vulnerado.

* Llegando a la mitad de la fase todos contra todos el español expresó su incomodidad por no haber ganado 2 partidos de manera consecutiva y así trabajar en los entrenamientos más tranquilos, esto también lo ha mejorado, Millonarios no solo suma 8 fechas de invicto, sino que ha ganado los últimos 3 partidos (Santa Fe, Junior e Itagüí).

* Después de los clásicos frente a Santa Fe reconoció que hacía falta acertar y ser contundente en el arco rival, aspecto que también ha ido superando el equipo azul, en Barranquilla la victoria no fue la más vistosa pero en pocas llegadas se consiguió el gol de los 3 puntos y frente a Itagüí las llegadas se transformaron en anotaciones.

Así ha sido el progreso del equipo dirigido por Juan Manuel Lillo, PASO A PASO, corrigiendo aspecto por aspecto, aceptando que el inicio fue malo y reconociendo los errores, pero al mismo tiempo trabajando duro en cada entrenamiento para mejorarlos. El técnico español ha dado muestra que su sinceridad al recalcar lo que no le gusta del equipo es mejor que defender un partido por el simple resultado ignorando el desarrollo y las incidencias del mismo.

Y estoy seguro que si en la última rueda de prensa se habló de exceso de toque hacia los lados, en unos cuantos partidos el toque será hacia adelante llevando la posesión de balón a posición del rival y siendo profundo. Pero también estoy seguro que en esos partidos se presentarán otros errores, el técnico mostrará su disgusto en rueda de prensa para trabajar en ellos en el siguiente entrenamiento y que se vea la mejoría en los siguientes 90 minutos.

Todo será PASO A PASO.

Miguel Ruiz – @MigueRuiZ