Saltar al contenido

¡Que no venga Braulio, el acosador!

29/07/2014

El título amarillista está en perfecta concordancia con toda esta novela barata. Portolés, director deportivo de Millonarios, hizo la gestión para traer al  Sr Braulio Nobrega, delantero español con antecedentes futbolísticos en el Atlético de Madrid, entre otros. Un jugador de 28 años que según estadísticas podría haberle aportado goles a la débil delantera albiazul. Quién sabe.

La historia sucedió -groso modo- así. Portolés hace la gestión tarde. Todos sabemos que Millos tuvo 2 meses para contratar jugadores y solamente cuando la liga comenzó el club parece apresurarse con el asunto. Esta semana llegó a Bogotá el delantero español, con intención de firmar su contrato. Tan pronto como los medios se enteraron de quien es Braulio Nobrega, aparecieron dentro de sus antecedentes unos juicios que el señor tuvo respecto a conductas de agresión sexual en su país. Juicios donde el jugador aceptó cargos y pagó multas.

Hasta ahí la historia da para debate. El famoso debate moral sobre lo correcto o incorrecto de su contratación como delantero para Millonarios. Pero la cosa no paró ahí. Anoche en el 1,2,3 del noticiero CMI, de Yamid Amat, se les aguó la boca a las presentadoras, hablando del caso de Braulio Nobrega. Tanta controversia se dio sobre sus antecedentes de agresión sexual que hoy Millonarios expidió un comunicado donde daba a conocer a la opinión pública que el jugador no sería contratado. Paso en falso para la dirigencia.

Para la reflexión queda lo siguiente. Lo primero, que la directiva de Millonarios, y  puntualmente el Señor Portolés se durmieron con el tema de las contrataciones. Después de 2 meses de gestión y una vez comenzada la liga vienen a Bogotá los “refuerzos” para firmar su contrato.

El segundo punto da para debate. Portolés , español como lo es, debía tener conocimiento sobre los antecedentes judiciales del Sr Nobrega. Portolés conocía estos antecedentes pero no consideró que éstos podían afectar la contratación. Repito: esto da para un debate moral donde cada cual tendrá a bien sus propias opiniones.

El hecho es que Nobrega llegó a Colombia para firmar su contrato  y por la presión mediática que se formó, Millonarios desistió de su contratación. Nobrega vino a Colombia de paseo a nombre de la abejita Conavi (es decir Millonarios). Se perdió dinero y tiempo precioso. Más del que ya se había perdido. Un paso en falso -en toda su dimensión- para la dirigencia de Millonarios y para el señor Portolés.

Interesante me pareció la descalificación moral por parte de los medios  y de algunos hinchas. Que terminaron por dañar la contratación. Interesante porque abre un debate moral. Yo no quiero defender ni mucho menos al señor Braulio, pero tampoco me otorgo el derecho a juzgar sus actuaciones pasadas. Si el tipo tuvo estos antecedentes, que venga con una cláusula donde esté explicado que a la primera reincidencia el tipo se va. Es mi opinión y como le dije antes, respeto también los puntos de vista contrarios. Porque estos puntos de vista también tienen validez.

Lo único cierto con toda esta novela barata, es que ha quedado al  descubierto una dirigencia que no atina con un buen proceder respecto al tema de las contrataciones. Así como una muy mala comunicación entre Portolés y los directivos.

Pregunta para los foristas: ¿Qué opinión les merece toda esta novela?

@PanzaVidela