Saltar al contenido

Resumen de Semestre

14/07/2013

Tras “superar” el guayabo de ver a Millonarios por fuera de la final, quiero hacer mi balance futbolístico de estos últimos seis meses.

Copa Libertadores:

Fue quizá la mayor ilusión de la hinchada para el semestre. Volver a ver al Embajador en la máxima competencia del continente fue una alegría enorme. Nos tocó un grupo durísimo que lamentablemente perdimos en aquel primer partido en el Nemesio en el que en un error grosero entre la zaga y la defensa nos metieron el único gol del encuentro. Fue un duro revés para el equipo que nunca se pudo superar. Cómo hizo de falta Jhonny Ramírez. Cómo hizo de falta la claridad de Mayer Candelo. Cómo hizo de falta las salidas de Lewis Ochoa. Cómo hizo de falta alguien por la lateral izquierda. Cómo hizo de falta alguien arriba que la metiera, alguien que se echara el equipo al hombro… No fuimos capaces de respetar la casa y nuestro balance como visitante fue desastroso. Esta quizá fue la peor presentación del Embajador en Copa. Mucho para olvidar…

Liga Postobón:

Tras el título del segundo semestre del 2012, Millonarios mantuvo prácticamente la misma nómina que salió campeón. Esto presagiaba que el rendimiento del equipo sería muy bueno y que en términos generales se podría luchar por una nueva estrella. De aquel equipo generoso en acciones de gol y firme en defensa poco se vio. Lamentablemente las lesiones abundaron, la irregularidad de otros fue evidente y en general, este fue un equipo que Hernán Torres tuvo que reconstruir fecha a fecha. Uno de los grandes pecados del DT es que quiso jugar a lo mismo que ese equipo que logró la estrella 14. Todos los rivales comprendieron que debían presionar las salidas de Ochoa y aprovechar la autopista de la banda izquierda, generaron presión sobre los creativos forzándoles al error, referenciaron a los delanteros y aprovecharon los grandes abismos que siempre quedaron en defensa. Nos vimos cediendo puntos de local y perdiendo muchos de los juegos de visitante… y así, irregulares y todo nos metimos en las finales en el grupo más fuerte. Hasta el último momento la enorme hinchada acompañó al Embajador pero en los juegos definitivos nos faltó fútbol: Se perdió con Santa Fé y se empató con el Cali. Ese fue el final.

Copa Postobón:

Millonarios tenía la obligación de pasar a la segunda ronda y lo logró. Nos espera el Junior de Barranquilla.

En el arco: No me extrañaría que en el próximo campeonato el titular no sea Delgado. Entre Zapata y Ramos tienen todo para hacerse con los guantes. Vimos durante el semestre un arquero irregular, débil en el juego aéreo, generoso dando rebotes, sin saque largo, con muy poco dominio del balón. Sacó muchas, pero se metió otras tantas…

Los centrales: Lejos los mejores. Torres y Franco dejaron partido a partido el alma en la cancha. Su mayor flaqueza fue la lentitud en el juego rápido pero en el hombre contra hombre fueron insuperables. Tras la salida de Franco debería partir de una vez Ignacio Ithurralde. Nunca dio la talla en el año y medio que lleva en la institución. Se necesitan al menos dos centrales nuevos.

Lateral derecha: Fue un semestre muy malo el de Lewis. De aquel jugador con desborde poco se vio en el campeonato. Su nivel fue muy inferior al del semestre pasado y vaya que lo sintió Millonarios. Buena parte del volumen ofensivo del equipo se perdió. La verdad, no sé si Leonard Vásquez se encuentre en la posibilidad de pelearle el puesto a Ochoa. Zona que deberá revisar el cuerpo técnico con cuidado.

Lateral izquierda: La hinchada sufrió esta zona buena parte del campeonato. Vimos pasar al menos a cuatro jugadores: Martínez, Díaz, Mosquera y Leudo. La causa de todos los padecimientos fue la testarudez de Hernán Torres el cual confió hasta el último momento en “La Roca” y en sus capacidades. Al margen de esto,  la realidad es que laterales izquierdos no tenemos verdaderamente. Díaz y Mosquera son más volantes, Leudo volante mixto y Martínez…la verdad no sé. Es un jugador falto de fundamentos tácticos, bastante flojo manejando el balón, sin sorpresa, velocidad, marca o encare…este es otro de los jugadores que debe salir de la Institución. Esta es una de esas zonas que debe urgentemente replantearse. Millonarios puede seguir jugando con 4 hombres en el fondo pero pienso que sus laterales deben ser hombres con suficientes pulmones para aguantar los 90 minutos. De lo contrario, básicamente se crearán sendas autopistas para que el rival transite.

Los volantes de marca: Pienso que los cambios que debe buscar Hernán Torres en este sector son más en su esquema de juego que de los hombres que allí participan. La mayor falencia de esta zona fue que generó en diferentes momentos grandes abismos entre el bloque de ofensiva y la defensa que los rivales bien supieron aprovechar.  Sus regresos nunca se caracterizaron por ser rápidos y muchas veces esto nos costó partidos. Por otra parte, su presión siempre empezaba muy atrás, casi formando una línea de 6 con los defensas. Cuánta falta le hizo al equipo Jhonny Ramírez. Ese primer toque en la salidas lo extrañó Millonarios. El nivel de Ramírez fue superior al del resto y vaya que se notó; sin ningún problema le quitó el puesto a Blanco, y en cuanto a Robayo, este se ganó el puesto gracias a la terrible lesión del Ganizita. Jugador de altas y bajas, de amores y odios, el 8 otra ves estuvo allí. Al tener los laterales, o bien muy metidos en defensa o bien regresando de la ofensiva, ellos tuvieron que tratar de taponar como pudieron las llegadas de los equipos, a veces con desorden, a veces con juego fuerte, a veces con más ganas que con técnica. Fue una zona repleta de sacrificio.

Los creativos: Acá definitivamente Torres tendrá una de sus decisiones más complicadas: O sigue jugando al ritmo de Mayer Candelo esperando darle manejo al balón o bien lo sacrifica por darle velocidad. Es claro que las dos cosas juntas no se pueden. Cuando no se encontró Candelo en la cancha fue evidente que Otálvaro definitivamente requiere un socio ya que solo siempre le costó. Tal vez la solución sea Leudo, pero requerirá minutos para que esta pareja empiece a dar frutos. En diferentes momentos se intentó con Tancredi pero se fracasó. Este es otro jugador que a mi juicio debe salir. Muy poco le aportó a este equipo. La hinchada lo acompañó en sus innumerables lesiones pero jamás dio la talla. Jugador de golazos pero de poca regularidad. Pienso que es importante que Millonarios empiece a considerar seriamente el escenario en que Mayer ya no esté más, y en ese orden de ideas plantear alternativas: Requerimos de un nuevo 10? Es importante probar otro esquema de juego? El ritmo de Candelo es el que necesita el equipo? Otálvaro podría ser el nuevo 10?…asumo que estas y otras preguntas se las habrá hecho una y otra vez el DT.

Los delanteros: Hernán Torres quiso varias veces probar con un delantero de área y otro rápido, tanto así que Perlaza se alcanzó a ganar la titular en cierto momento del campeonato. Pienso que fue una movida interesante ya que había comprendido que al tener dos jugadores de área como lo son Montero y Rentería, estos se convertían en futbolistas fácilmente referenciables y con pocas alternativas de anotar. Lamentablemente en el mismo partido, Asprilla y Perlaza se lesionaron dejando en el polvo este intento por proponer algo diferente. Es inevitable tocar el tema Montero: Llegó precedido de éxitos y presagiaba ser lejos un reemplazo goleador al resistido Wilberto Cosme, pero lamentablemente nos quedamos con las ganas. Si bien fue el goleador del equipo, Moreno logró casi lo mismo con menos partidos jugados. Adicional a que en muchos partidos no contó con la fortuna de meterla, fue un jugador que no aguantó la ansiedad y la presión por ciertos sectores de la hinchada y de los medios. Por el lado de Rentería el problema fue otro: el sentido de pertenencia por la Institución. Cómo viene a decir que si fuera por él no jugaría en Colombia a mitad de campeonato?… Teniendo claro que el regreso a las canchas de Perlaza está en veremos y que Yuber en este momento es un jugador de medios tiempos, esta es una zona que tendrá que reforzarse, ojalá, con un delantero rápido.

Hernán Torres: Jugó con el mismo esquema todo el semestre. En cuanto a la Copa Libertadores me quedó esa sensación de que no preparó a consciencia ninguno de los partidos ya que el módulo táctico siempre fue el mismo tanto de local como de visitante. Antes de jugar ya se tenía como un hecho la derrota ante el Corinthians. Adicionalmente se pensó ingenuamente que la altura de Bogotá jugaría a nuestro favor no solo en la Copa sino también en la Liga local. Pienso que por terquedad se decidió confiar en jugadores bajos de nivel en diferentes momentos de los campeonatos como lo fueron el arquero, la lateral izquierda y la delantera. Insistió a más no poder con la fórmula de los tres delanteros que nunca le dio resultados. Acertó en darle minutos a Asprilla y de tratar de jugar rápido con un hombre arriba a pesar de que las lesiones no le ayudaron. Tuvo el suficiente tacto para manejar correctamente el momento de crisis generado por la prensa, y al parecer por varios jugadores que lo señalaban de malos tratos y recomponer al equipo para volverlo a meter en la pelea. Hizo lo que pudo con la plantilla que tenía y casi le alcanza para meternos de nuevo en una final.

Conclusión: Millonarios requiere urgentemente hombres en defensa, la lateral izquierda, zona de creativos y delantera y adicionalmente decidir si seguirá jugando con el mismo 4-2-2-2. Sería interesante jugar con un 4-1-3-2 o con un 4-2-3-1 La verdad, a mí me gustaría ver jugar diferente al Azul. Su actual estilo no solo es muy lento sino que se desaprovechan completamente las laterales, su juego es totalmente frontal y sin sorpresa, se regalan muchos espacios y son pocas las alternativas que se poseen para anotar. Es un equipo limitado. ¿Cómo les gustaría ver jugar a Millos?

Esperemos que los refuerzos lleguen, el trabajo de pretemporada de frutos y que todo conspire para que veamos de nuevo a los nuestros levantar una nueva estrella.

@cuenbeto