Saltar al contenido

Todos malos!!!

25/09/2014

La semana pasada, algunos nos detuvimos a ver el partido del Manchester United…ese que comenzó ganando con autoridad y terminó perdiendo por 5 tantos. Hubo una parte en la que Rooney, tras un tanto en contra, cogió a sus compañeros y poco le faltó decirles de qué se iban a morir. Demostró su liderazgo en el campo y entregó un claro mensaje a sus compañeros: El fútbol es un juego de 11. De nada sirve si hay unos que hacen mejor su tarea que otros. El logro es del equipo y cuando alguien falla, todos fallan.

En Millos, Dayro luchó a más no poder, pero él solo no nos podía sacar campeones…con sus actuaciones logró crear un paraguas enorme que cobijaba los terribles fallos en otras áreas. Tras su partida, se hizo evidente el mal equipo en el que jugaba…un equipo sin variantes, cansino, predecible…sin alma.

Hablar de lo mal que anda el equipo es ya redundante a esta altura del año. Equivocadamente se ha señalado una y otra vez a la falta de buenos delanteros como la causa de nuestros problemas pero la realidad es que todo el equipo anda mal…y allí, es importante que la mano del técnico se empiece a ver, sea en lo anímico o en lo táctico en lo que hasta ahora muy poco se ha visto de los 3 partidos que ha dirigido.

Los goles que nos hizo Águilas Doradas fueron infames…como la mayoría de lo que nos han metido a lo largo de este semestre. Pareciera que cualquiera pudiese anotarle un gol a nuestro equipo. Y es que ninguno se salva…no solo porque arriba poco o nada hay presión sino que atrás abunda el desorden y la lentitud. Los problemas de velocidad no son solo de Mayer Candelo. ¿Alguien entendió que hacía Román Torres en el frente de ataque? Más allá de las ganas, eso no puede ser aplaudido por la hinchada. Su lugar es atrás. Para eso se encuentra en el equipo. Cuando uno ve esas jugadas lo menos que puede pensar es en el partido de barrio en el que todos ataquen y por ahí a veces defienden…ese en donde hasta el arquero quiere hacer la suya. Millonarios no es un equipo de barrio por lo que no puede confundirse el deseo de lograr el resultado con el desorden en todas las líneas.

Arriba el tema es peor o igual que atrás. Ese futbolito que practica Millos de pases a los costados cada vez más sepulta al equipo. No hay sorpresa, ni desborde. Nuestros laterales son dos observadores más porque poco les llega la pelota…y cuando la tienen poco o nada hacen con ella. Ese tema de que todo balón pase por Mayer Candelo tiene al equipo acabado. Me niego a aceptar que no podamos llevar un balón a los delanteros sin que Candelo la toque. ¿Será que no es posible?

Lamentablemente pienso que el Embajador se llenó de jugadores que han sido sobrevalorados por la hinchada…los hay en todas las líneas: Nuestros arqueros son bastante normalitos, nuestra zaga es lenta y poco colaborativa, adolecemos de un par de buenos laterales, no hay ni volantes de marca ni carrileros, nuestros creativos no generan futbol ofensivo y los delanteros tienen ganas…pero con eso no alcanza. Es verdad que no es culpa de Lunari, pero a menos de que proponga cambios, así sea para lograr el cero en nuestro arco, de ídolo pasará a ser mártir.

Tenía suficientemente claro en donde se estaba metiendo

Ahora a afrontarlo…

@cuenbeto

PD: No sé si lo notaron, pero esta vez un hubo oraciones al final del partido. Como que el equipo comprendió que el tema es de futbol…no de rezos.